Enfermedades de la planta de jade

Identificación y tratamiento de las enfermedades de la planta de jade

Las manchas oscuras en la planta de jade pueden significar que su planta de jade está estresada por un riego inadecuado, un mal drenaje o una infestación de plagas. Sin embargo, los virus como el anillo negro, así como las enfermedades fúngicas provocadas por problemas de humedad o por equipos de jardinería infectados también pueden causar manchas oscuras en esta planta.

Si se confirma la infección, puedes recoger los bichos a mano o utilizar la ayuda de la horticultura o el aceite de neem. Asegúrate de limpiar cada hoja con un algodón humedecido en el jabón o aceite que hayas elegido para el tratamiento.

En este caso, la planta se recuperará de forma natural de los daños y no tendrás que hacer nada especial para ayudarla a superarlos. Pero puede considerar la posibilidad de reubicarla para protegerla de los animales domésticos y los niños.

Aunque la planta de jade es una planta amante del sol, exponerla a demasiada luz solar directa puede causar quemaduras. Las hojas se secarán y tendrán manchas marrones. Si esto ocurre, debe retirar el follaje quemado y reubicar su planta en un nuevo lugar.

Riegue menos su planta de Jade en invierno. En verano, riega sólo cuando la tierra esté completamente seca. Evita plantar la planta de Jade en suelos arcillosos. También debe aumentar el drenaje del suelo utilizando un recipiente poroso.

Fotos de las enfermedades de las plantas de jade

Las plantas de jade son una de las plantas de interior favoritas en América y Europa desde hace más de 100 años y se utilizan habitualmente como bonsái. Estas suculentas fáciles de cultivar son originarias de Sudáfrica y Mozambique. En algunas culturas se consideran símbolos de buena suerte, prosperidad o amistad.  Las plantas son bastante poco exigentes y responden bien en situaciones de luz y humedad moderadas y en una amplia gama de temperaturas. Aunque las plantas de jade toleran condiciones poco favorables, serán más felices cuando se les proporcionen condiciones más óptimas. Las plantas de jade pueden vivir mucho tiempo y llegar a medir unos 1,5 metros de altura. Las plantas maduras producen flores blancas o rosas estrelladas durante los meses de invierno.

Las mezclas de maceta para las plantas de jade deben ser muy drenantes. Como las plantas tienden a ser pesadas, las mezclas comerciales para macetas de suculentas suelen contener arena, gravilla, trozos de roca u otros materiales pesados. También se incluye en la mezcla una fuente de materia orgánica, como musgo de turba, coco o corteza compostada, y a veces se añaden virutas de corteza o perlita para mejorar el drenaje. Si no aparece en el envase, añada dos cucharadas de piedra caliza molida por cada galón de mezcla para macetas, ya que las plantas de jade prefieren un pH de alrededor de 6,5. Por lo general, las plantas necesitan ser replantadas cada 2 ó 3 años. Las macetas de arcilla o cerámica son ideales para estas robustas suculentas.

Plagas y enfermedades de las plantas de jade

Saltar al contenidoEste post contiene enlaces de afiliados. Puedo recomendar productos que he utilizado y en los que confío de Amazon y otras empresas. Si compras a través de estos enlaces, ganaré una pequeña comisión. Es sin costo adicional para usted. Las plantas de jade son hermosas y fáciles de cuidar, y con el cuidado adecuado, pueden vivir durante décadas. Si tiene plantas de jade en su casa, debe proporcionarles suficiente agua, buena iluminación y tener cuidado con las plagas y enfermedades. Las plantas de jade son propensas al ataque de plagas como las cochinillas, las escamas y los ácaros. Enfermedades como la podredumbre blanda bacteriana y el mildiú polvoriento también son enemigos comunes de la planta.Las hojas de la planta de jade son sensibles a las sustancias químicas contenidas en los pesticidas. Las infecciones por hongos y las plagas se tratan fácilmente con aceite de neem, entre otros remedios caseros. Las enfermedades son difíciles de controlar, y tendrás que deshacerte de toda la planta.Notar los primeros signos de plagas, enfermedades y ataques de plagas puede ayudarte a controlar la propagación. Para combatir estas plagas y enfermedades, es necesario conocer los signos de ataque a las plantas. Este post le proporcionará información detallada sobre las plagas y enfermedades de las plantas de jade a las que debe prestar atención, así como su prevención y tratamiento. Siga leyendo y descúbralo.Planta de jade 1

Hongo de la planta de jade

La Crassula ovata, la planta de jade, es una popular planta de interior. Al igual que otras suculentas, la planta de jade requiere relativamente pocos cuidados, aunque es susceptible de sufrir algunos trastornos y plagas. Uno de los problemas más comunes asociados a la planta de jade es la aparición de manchas marrones en las hojas. A menudo, estas manchas marrones se pueden prevenir fácilmente simplemente no regando la planta en exceso.

El edema no es una enfermedad de la planta, sino un trastorno fisiológico que se produce cuando las plantas reciben demasiada agua. Como las células de la planta no pueden utilizar toda el agua, tienden a expandirse, formando antiestéticas protuberancias marrones que parecen ampollas corchosas en las hojas de la planta de jade. En casos extremos, si no se trata, la Clínica de Diagnóstico de Enfermedades Vegetales de la Universidad de Cornell señala que las manchas marrones asociadas al edema pueden incluso extenderse a los tallos.

Se pueden emplear varias estrategias para reducir los efectos del edema. Las suculentas no deben regarse con demasiada frecuencia. El Jardín Botánico de Missouri recomienda dejar que la tierra o la mezcla para macetas se sequen antes de volver a regar la planta.

elhuertodelukas

Lukas es un apasionado de la vida en contacto con la naturaleza. Desde muy joven ha estado involucrado en proyectos de agricultura urbana y ha adquirido una amplia experiencia en el cultivo de frutas, verduras y plantas aromáticas en espacios reducidos. Con su experiencia y conocimientos, Lukas espera inspirar a otros a comenzar su propio huerto urbano y disfrutar de los beneficios de cultivar sus propios alimentos.