Cómo podar una Araucaria: Una guía para cuidar la belleza de esta conífera

Lukas es un entusiasta del jardín, y sus araucarias, son su mayor orgullo, es por eso que conoce todos los mejores trucos para su cuidado y mantenimiento. Hoy queremos explicar cómo darles el cuidado adecuado para que estas hermosas coníferas se mantengan esplendidas.

Las Araucarias son coníferas de lo más bellas y peculiares, que adornan los jardines y espacios verdes con su impresionante esplendor; hay algunos tipos populares que se utilizan para dar color y estructura, como la araucaria cookii y la araucaria excelsa.

En este artículo, le diremos todo lo que necesita saber acerca de cómo podar una araucaria; desde qué herramientas utilizar, hasta qué tiempo hay que repasarla para garantizar su salud. Además, explicaremos los cuidados esenciales que se deben tener para mantener a estas coníferas con su máximo esplendor.

Así, con un poco de tiempo y dedicación, mantendrá la belleza de sus plantas y aprenderá mucho acerca de los cuidados necesarios para mejorar la salud de sus araucarias.

Cómo Podar una Araucaria

Podar una araucaria no es una tarea difícil de llevar a cabo si se tiene en cuenta ciertas precauciones. Estas árboles tienen la capacidad de formar una hermosa copa, ya sea para adaptarse a los espacios reducidos o para dar más sombra en los espacios abiertos. La poda es la única manera de conseguir esto.

Herramientas Necesarias

La poda de una araucaria comienza con el paso de tener las herramientas necesarias a mano. Los jardineros que pretendan podar una araucaria deben equiparse con una sierra de mano, una tijera de podar, guantes de jardinería resistentes, una escalera o soporte para subirse y lentes protectoras.

Momentos para Podar

La araucaria se debe podar en los meses cálidos del año, entre los meses de junio y agosto. Esto se debe a que en esta época el crecimiento de la araucaria se detiene, lo que garantiza que las ramas que se eliminan en la poda no determinarán el futuro tamaño del árbol. Por otro lado, en los meses más fríos es posible que se evaporen los jugos naturales y se altere la humedad del árbol, lo que afectará su salud.

Consejos Para Podar

Los consejos para podar una araucaria son los siguientes:

– Si hay que recortar algunas ramas gruesas, es recomendable usar sierra.
– El uso de la tijera para podar es preferible para los brotes lateral o para ramas más finas.
– El boleado de ramas y troncos con más de 3 cm de espesor debe ser realizado con herramientas profesionales por un profesional.
– Siempre debe dejarse una longitud de unos 20 cm en las ramas a podar para evitar que el árbol se debilite.
– Se deben eliminar los brotes laterales que salen del tronco y tratar de recrear la forma natural del árbol.
– Para favorecer un buen brote, después de la poda se debe fertilizar la araucaria.

Cuidado posterior de la Araucaria

Una vez hayamos podado nuestra Araucaria, tendremos que seguir preocupándonos por su cuidado. Debemos darle los riegos adecuados, aplicando agua una o dos veces a la semana en época de verano o cuando el tiempo se se encuentre seco y una vez al mes en época de invierno. Esto dependerá del clima y del suelo y debemos vigilarlo para evitar un encharcamiento excesivo.

Además, la Araucaria también necesitará abono. Encontraremos diversos abonos específicos para este tipo de coníferas en cualquier vivero o tienda de jardinería. Dicho abono deberá ser uno de liberación lenta para que nos permita una aplicación cada dos meses. Ten en cuenta que este abonado previene la aparición de enfermedades y aumenta la resistencia de la planta a las plagas.

Por último, tienes que estar al tanto del control de plagas. Aunque generalmente la Araucaria es una planta resistente a eléfidos y áfidos, no está exenta de sufrir otros tipos de plagas. En caso de detectar alguna, contrata un servicio especializado que te ayudará a eliminarlas de tu planta sin que esta sufra ningún daño.

Mantenimiento de la Araucaria

LaPodar es una importante parte del mantenimiento de la Araucaria. Existen varios tipos de mantenimiento que debemos tener en cuenta.

Para comenzar, debemos quitar cualquier rama muerta y seca. Este paso no sólo incidirá en la apariencia de la planta, sino también en su salud ya que le dará la oportunidad de desarrollar una mejor distribución de nutrientes y agua. Para hacer esto, podamos de la base de la rama con una herramienta de poda lo suficientemente afilada para lograr un corte limpio y preciso.

Poda de formación significa asegurar que la estructura de la planta sea la adecuada para su mejor desarrollo, como alisar la copa, ajustar el contorno, etc. Para esto, se deben eliminar las ramas laterales que salgan del tallo principal en en ángulo demasiado apretado o que se salgan del contorno deseado. Haga los cortes en la base de la rama con una herramienta afilada.

Las ramas grandes pueden defenderse ante enfermedades y otros parásitos si se cortan y se asean. Esto significa que cortar la superficie de la rama dejando un borde limpio y una superficie plana. Esto también ayudará a mejorar la apariencia general de la planta. Para este propsito, es necesario usar una sierra y aceite para trabajar una superficie lisa.

Por supuesto, si necesita cambiar la altura de la planta, sólo sea necesario cortar los ápices de crecimiento de los tallos. Esto debe hacerse con una herramienta de poda bien afilada para asegurar un corte limpio. Por último, asegúrese de remover el musgo y la corteza adicional del tallo después de la poda para mantener una apariencia sana para la planta.

elhuertodelukas

Lukas es un apasionado de la vida en contacto con la naturaleza. Desde muy joven ha estado involucrado en proyectos de agricultura urbana y ha adquirido una amplia experiencia en el cultivo de frutas, verduras y plantas aromáticas en espacios reducidos. Con su experiencia y conocimientos, Lukas espera inspirar a otros a comenzar su propio huerto urbano y disfrutar de los beneficios de cultivar sus propios alimentos.