Como hacer crecer un arbol de aguacate rapido

Cómo cultivar una planta de aguacate

Una planta de aguacate crecerá a un ritmo de 30 pulgadas (76 cm) por año hasta que alcance su tamaño maduro. Esto hace que crezcan muy rápido en comparación con otras plantas. La mayoría de los árboles de aguacate crecen entre 12 y 18 metros de altura, aunque las plantas de interior alcanzan una altura máxima de 2,4 a 3 metros. Una semilla de aguacate suele alcanzar el tamaño de un árbol completamente maduro a los 15 años. Sin embargo, esto puede cambiar un poco si tu árbol termina creciendo hasta la altura máxima posible de 80 pies (24 metros).

La mayoría de las variedades de aguacates pueden crecer a un ritmo de 2,5 pies (76 cm) por año. Esto convierte a los aguacates en uno de los frutales tropicales de más rápido crecimiento. Una semilla de aguacate sólo tarda unos 15 años en convertirse en un árbol de tamaño completo de 12-18 metros.

Asegúrate de revisar tu aguacatero cada dos meses después de plantarlo. Asegúrate de que crece a un ritmo saludable y de que produce hojas nuevas. Es importante cultivar el aguacate a pleno sol para que crezca de forma más rápida y saludable.

Un aguacatero empezará a dar frutos inmaduros alrededor de los 7 años. A los 10 años, deberías tener cosechas regulares de aguacates de un árbol sano. Este proceso puede acelerarse con el proceso de injerto. Un aguacatero injertado puede empezar a dar frutos después de sólo 3 ó 4 años.

Cómo cultivar una semilla de aguacate con papel de cocina

Todo lo que necesitas saber sobre cómo cultivar un árbol de aguacate. ¡De verdad! ¿Quieres tener tu propio árbol de aguacate o planta de interior? Hay varias maneras de hacerlo. Esta completa guía te dice todo lo que necesitas saber, tanto si empiezas con una semilla como si plantas un árbol joven.

Puedes empezar con una semilla de aguacate. Lávala. Utiliza tres palillos para suspenderla con la punta ancha hacia abajo sobre un vaso lleno de agua para cubrir aproximadamente un centímetro de la semilla. Coloca el vaso en un lugar cálido y alejado de la luz solar directa, y repone el agua según sea necesario. Deberías ver que las raíces y el tallo empiezan a brotar en unas dos a seis semanas. (Si has seguido este proceso hasta ahora y no has visto brotar las raíces o el tallo en más de seis u ocho semanas, prueba con otra semilla). Cuando el tallo mida entre 15 y 20 centímetros, córtalo a unos 10 centímetros. Cuando las raíces sean gruesas y el tallo vuelva a tener hojas, plántalo en un suelo rico en humus en una maceta de 10½ pulgadas de diámetro, dejando la semilla medio expuesta. Riégala con frecuencia, con un remojo profundo de vez en cuando. La tierra debe estar húmeda pero no saturada. Y no lo olvides: cuanto más luz solar, mejor. Si la planta se vuelve amarilla, puede que estés regando en exceso; deja que se seque durante unos días. Si las hojas se vuelven marrones y se fríen en las puntas, es que se ha acumulado demasiada sal en la tierra. Deja que el agua corra libremente en la maceta y escúrrela durante varios minutos. Cuando el tallo tenga 30 cm de altura, recórtalo a 15 cm para favorecer el crecimiento de nuevos brotes.

Cómo cultivar un árbol de aguacate que dé frutos

Cultivar tus propios aguacates es un proyecto sencillo y satisfactorio para jardineros experimentados o principiantes, desde niños hasta adultos. Tanto si empiezas a partir de una semilla como de un árbol cultivado en un vivero, un elemento esencial para el éxito es la paciencia. Si plantas un árbol, esperarás de tres a cuatro años para obtener frutos. Si empiezas con una semilla, puedes esperar 13 años o más.1 Aun así, los aguacates cultivados en casa tienen algo especial que hace que la espera merezca la pena.

La semilla de un aguacate es el hueso que se encuentra en el centro de los aguacates que se comen en casa. Una de las formas más sencillas de arrancar una semilla es con agua en un vaso o tarro normal de cocina. También es una de las formas más divertidas, porque puedes ver cómo crecen las raíces.

Para preparar tu semilla, lávala bien. A continuación, introduce tres o cuatro palillos de madera en el hueso a un tercio de la distancia desde el extremo puntiagudo. Coloca la semilla en el vaso, con la punta hacia arriba, para que los palillos la apoyen en el borde. Añade agua para cubrir la mitad inferior de la semilla y colócala en un lugar con mucha luz. Renueva el agua según sea necesario para mantener el fondo cubierto.

Planta de aguacate en crecimiento

Aplastados, untados o tomados directamente de la fruta, los aguacates tienen un lugar en el desayuno, el almuerzo, la comida y la cena de todo el mundo. Así que tiene sentido cultivar uno o dos árboles en el jardín. Pero, ¿cuánto tiempo tardan en dar fruto? Los árboles injertados comprados en el vivero pueden tardar hasta 4-5 años en dar fruto, pero si decides cultivar un aguacate a partir de una semilla, ¡puede tardar hasta 10 años! El aguacate más popular en los supermercados es el Hass, pero si cultivas el tuyo propio, puedes elegir entre otras deliciosas variedades.

Los aguacates crecen sobre todo en climas tropicales y subtropicales, pero también pueden cultivarse en climas templados protegidos y en zonas frescas protegidas. Compruebe la etiqueta de la planta y elija la variedad adecuada para su ubicación. La variedad ‘Bacon’ tolera el frío, mientras que la ‘Wurtz’ se comporta mejor en zonas más cálidas. Las distintas variedades de aguacate tienen diferentes hábitos de floración y se clasifican en dos grupos: A y B. Para maximizar la polinización, es mejor cultivar tanto un tipo A como un tipo B. Las variedades de tipo A incluyen ‘Haas’, ‘Pinkerton’, ‘Reed’, ‘Rincon’ y ‘Wurtz’. Las variedades de tipo B son ‘Bacon’, ‘Edranol’ y ‘Fuerte’.

elhuertodelukas

Lukas es un apasionado de la vida en contacto con la naturaleza. Desde muy joven ha estado involucrado en proyectos de agricultura urbana y ha adquirido una amplia experiencia en el cultivo de frutas, verduras y plantas aromáticas en espacios reducidos. Con su experiencia y conocimientos, Lukas espera inspirar a otros a comenzar su propio huerto urbano y disfrutar de los beneficios de cultivar sus propios alimentos.